Ir al contenido principal




Este 3 de junio ¡La libertad de las mujeres es la libertad de todos!

¡Marchá con las compañeras del CAF!


Círculo de Amigas Feministas


Flyer 3jun17 a.jpg



¡La libertad de las mujeres es la libertad de todos!


La violencia contra las mujeres en Argentina está recrudeciendo. Cada 24 horas una mujer es asesinada, en la mayoría de los casos por parte del marido, ex pareja o algún familiar. Esta violencia tiene origen en la frustración violenta de hombres que no toleran la búsqueda de afirmación y de libertad de las mujeres, contra las cuales descargan su furia criminal.


No toleramos ningún tipo de violencia machista y patriarcal. Nos unimos para enfrentarla promoviendo solidaridad atenta e incondicional entre mujeres, defendiendo y valorizando la vida de cada una y de todas.


Defendemos y promovemos la libertad de elegir sobre todos los aspectos de nuestras vidas: sobre quiénes queremos ser, sobre nuestras relaciones, sobre sexualidad y maternidad. Rechazamos las injerencias de cualquier Estado o Iglesia en nuestras decisiones. Luchamos por el aborto libre y gratuito para poder decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas.


En los últimos años millones de mujeres se han movilizado en diversas partes del mundo. Desde Estados Unidos a Polonia; desde India a Perú; desde Turquía a Brasil; desde Italia a Argentina. Nuestra propuesta tiene en el corazón a la humanidad, nos sentimos hermanadas en este emerger femenino mundial, aprendemos de éste al mismo tiempo que sabemos que tiene desafíos y límites. Uno de los desafíos más importantes es el de promover un protagonismo femenino creativo de una vida nueva para todas y todos, que parta del reconocimiento de nuestras potencialidades como  mujeres, sin esperar soluciones desde arriba y sin buscarlas por fuera de las mujeres mismas.


Queremos construir relaciones diferentes entre mujeres, basadas en la solidaridad y la colaboración, el respeto, el conocimiento y la confianza recíprocas. Es fundamental romper el aislamiento para que ninguna mujer se sienta sola y superar la competencia y las complicidades con el machismo por parte de las mujeres. Queremos aprender a reconocer a las personas que nos hacen bien y a distanciarnos rápidamente de quienes nos lastiman. Debemos estar rigurosamente atentas y protegernos entre las mujeres. Podemos enseñar/nos a compartir la vida con quienes verdaderamente nos aman y cuidan.


La vida de cada mujer vale por quién es y por quién puede ser. No somos simplemente el lado femenino de la producción. No valoramos a las mujeres (ni a los varones) en tanto productoras de bienes y servicios. Somos las primeras y principales creadoras de la vida en cada uno de sus aspectos. Defendemos la dignidad de las mujeres en cada ámbito de la cotidianeidad.


Estamos junto a los más débiles y junto todos aquellos que luchan por la dignidad de manera independiente; junto a las comunidades que defienden sus tierras; contra el racismo y la homofobia; contra el terrorismo neonazi, las fronteras y muros criminales; por la libre circulación de los inmigrantes y refugiados.


Defender la vida de las mujeres es defender la vida de nuestra especie. Las mujeres imaginan y buscan la libertad para sí y para sus seres queridos. Afirmar la libertad de las mujeres es afirmar la libertad de todos.


Proponemos construir colectivos de mujeres. Ámbitos independientes para el encuentro y el intercambio de ideas, la solidaridad directa y la autodefensa, la unión y la contrainformación, la reflexión y el crecimiento de la conciencia. Cada una puede hacer la diferencia con su protagonismo y comenzar a agregar a su alrededor a las amigas y conocidas más disponibles para comenzar a cambiar la vida propia y la de todas. Unámonos para construirlos.



Si te interesan estas ideas,


¡MARCHÁ CON NOSOTRAS!