Ir al contenido principal




Por la dignidad y la solidaridad, sigamos la lucha por Santiago Maldonado

Hoy, a tres meses de la represión de Gendarmería en el Pu Lof de Cushamen, conocemos finalmente el trágico destino de Santiago Maldonado. El gobierno y los medios de comunicación argumentan que Santiago simplemente se ahogó, que todo fue utilizado “políticamente” y que Bullrich, Noceti y los gendarmes obraron bien, incluyendo nuevos mantos de sospecha sobre la comunidad mapuche. Todo esto es inaceptable. La familia Maldonado continúa alegando que lo de Santiago fue una desaparición forzada y responsabilizando al gobierno y a la Gendarmería. Lo compartimos. Se trató de un crimen del Estado democrático totalitario contra un joven solidario, evidenciando –junto a los otros cinco mil desaparecidos desde 1983– los oscuros lazos de sangre entre dictadura y democracia. ¡Basta de mentiras! ¡Sigamos exigiendo la verdad sobre Santiago! Así como la movilización popular hizo aparecer el cuerpo de Santiago, debemos exigir que los encubridores de este crimen de Estado se vayan. ¡Fuera Bullrich y Noceti!

Es evidente que el gobierno ha resultado ganador de las últimas elecciones. Preguntémonos y les preguntamos a toda persona de bien: la verdad y la justicia, ¿saldrán de estos hipócritas y cínicos personajes de la política y las fuerzas represivas que solo buscan conservar el poder de oprimir y reprimir? ¿O, en cambio, acompañando la búsqueda de verdad y de justicia independiente planteada por la familia Maldonado, desarrollamos la pelea por la dignidad y solidaridad frente a los planes represivos, las reformas laborales y educativas y el ajuste que se vienen?

Para nosotros, humanistas socialistas, hace falta proyectar, dar vida y construir ámbitos de agregación solidarios estables y duraderos, ajeno a la violencia y la mentira de todos los Estados (neoliberales o caudillistas, todos represivos). Para ello proponemos construir Colectivos Solidarios Independientes, para hacer frente a la represión y al racismo de los Estados –que lamentablemente es reproducido por un sector importante de la sociedad. Quienes lo elijamos podemos convertirnos así en protagonistas de la defensa, el cuidado y el mejoramiento de la vida en común.

flyer 1nov17