Ir al contenido principal




Trump, Al Assad, Putin, Erdogan: monstruos gemelos. Las contrarrevoluciones masacran a los pueblos sirios

Refugiados siriosLa escalada bélica en Siria se está inflamando y para la población es un drama interminable. No nos olvidamos de los orígenes de la tragedia siria, cuando el régimen criminal de Al Assad –apoyado por Rusia e Irán y con la complicidad de todo el consenso internacional de las grandes potencias– desencadenó una guerra contra la extraordinaria revolución pacífica de la gente común comenzada en 2011 con las mujeres y los niños sirios a la cabeza. A la sangrienta contrarrevolución de Al Assad luego se le sumó el terror neonazi del ISIS que se desencadenó contra la población. Sobre los pueblos sirios y su revolución han crecido (y lo siguen haciendo) los apetitos de las diversas potencias por la repartija. Esto es fundamental para comprender la situación actual. Al Assad está realizando nuevas masacres en Goutha utilizando armas químicas, como en Duma, provocando centenares de muertos –muchos niños entre ellos–, miles de heridos y atacando a médicos y estructuras sanitarias, como denuncia Médicos Sin Fronteras. Tomando hipócritamente el pretexto del uso de armas químicas, el fascistoide Trump está amenazando con la intervención militar de los EE.UU y decidió enviar una flota naval. El imperialismo norteamericano ha dejado la vía libre a Al Assad para estrangular a la revolución siria, y ahora las intenciones bélicas son motivadas por los intereses de repartición y de presencia norteamericana en la región. Una eventual intervención militar de EE.UU, junto a la de Francia, se sumaría a las masacres en curso y aumentaría el drama que el pueblo sirio está viviendo, con centenares de miles de refugiados a los que se les niega la posibilidad de escapar a lugares más seguros y de llegar a los países europeos.


Todo esto mientras prosigue la ofensiva militar de Erdogan contra las poblaciones kurdas, estando cada vez más claro el objetivo de Turquía: ocupar la parte norte de Siria con la bendición de Putin. Al mismo tiempo, Arabia Saudita continúa martirizando a las poblaciones de Yemen. Mientras que Israel ingresa al escenario bélico para salvaguardar sus intereses continuando impunemente la masacre sobre el pueblo palestino.


Los diferentes rostros de la contrarrevolución son los protagonistas de la escalada bélica en curso en Medio Oriente. Son la enésima expresión de la naturaleza bélica y homicida de todos los Estados. Nosotros hemos estado del lado de la revolución pacífica de la gente común, la hemos sostenido desde el principio y promovido las únicas manifestaciones nacionales [en Italia, ndt], como la del 7 de octubre de 2017, que se realizaron apoyando al pueblo sirio contra Al Assad, sus cómplices y los neonazis del ISIS.


Hemos desarrollado una obra constante de denuncia y solidaridad y ahora estamos más que nunca solidariamente junto a las poblaciones sirias, kurdas y palestinas frente a esta nueva escalada bélica. Como parte de un compromiso de posicionamiento y solidaridad, nos batimos por la acogida humana incondicional para las miles de personas que huyen de esta guerra y deben sufrir el racismo asesino de los Estados.


11-04-18


logo CHS cast

logo cs 2b