Ir al contenido principal




EE.UU: de complotistas y cuidadores


Queridos complotistas, acá están finalmente sus auténticos inspiradores: Bolsonaro y Trump. Veamos. El ultraderechista presidente brasileño sigue definiendo al virus como un “montaje de los medios”. Para su amigo Trump también se trata de una operación urdida desde lo alto, de parte de las organizaciones mundiales de la salud o de los gobernadores demócratas de algunos de los estados norteamericanos. Este par de tenebrosas figuras reclaman con mucha fuerza la finalización de las medidas de seguridad y la cuarentena, pero esto no le es suficiente: también asistieron a manifestaciones cuyos participantes, todos sin barbijo y violando la distancia segura, reclaman por su libertad; evidentemente la libertad de contagiar a los demás. En el caso de los EE.UU, aquellas fueron organizadas por los peores grupos de la extrema derecha. En Brasil, en cambio, fue el presidente quien directamente invocó la intervención militar mientras agitaba a la multitud. Dado que existen complotistas que, de alguna u otra manera, se definen de izquierda, es bueno que sepan cuáles son sus puntos de referencia. Por el contrario quienes, como nosotros, sienten en el corazón la defensa de la vida verán con gratitud que quienes se opusieron a estas viles expresiones incluso físicamente, bloqueando a los vehículos de los hinchas de Trump, con todo y sus bocinazos– fueron algunas valientes enfermeras en uniforme y con barbijo, como sucedió el 20 de abril en Denver (Colorado). Una clara representación de lo indispensable que es defender y afirmar nuestras vidas de estos decadentes y vocingleros personajes que se encuentran en la cima de los Estados, incluidos los democráticos.

B.S.
25/04/20