Ir al contenido principal




Chile: retoma la protesta


La difusión del Covid-19 acrecienta el sufrimiento de los sectores populares en América Latina, ignorados por los poderes políticos y económicos que solo velan por sus propios intereses. En Chile cientos de personas de las periferias pobres de Santiago y Valparaíso salieron a las calles a denunciar que el gobierno no está cumpliendo con la distribución de alimentos que prometió, siendo respondidos con represión policial y numerosas detenciones. Estas manifestaciones fueron acompañadas en otros barrios por cacerolazos, los cuales fueron en rechazo de la insensibilidad de los políticos.
No sorprende que, en estos tiempos de pandemia, sea en Chile donde ocurra una de las primeras protestas más concentradas y visibles en Sudamérica. Justamente el lunes se cumplieron siete meses del estallido de un proceso de lucha, muy extendido y contundente en sus formas pero bastante limitado en sus contenidos y en su proyección independiente. De hecho el presidente Sebastián Piñera lo estaba desactivando mediante promesas de reforma constitucional, aprovechándose también del actual confinamiento obligado de la población. La desesperación de amplios sectores sociales en un país tan surcado por desigualdades e injusticias plantea un nuevo escenario de posibles expresiones caóticas de exigencias populares legítimas impulsadas por el deseo de una vida digna.

I.R.