Ir al contenido principal




DE RODILLAS


La policía de muchas ciudades norteamericanas (la de la foto es de St.Paul, Minnesota, frente al palacio de gobierno) se ha arrodillado en solidaridad con las protestas por el asesinato de George Floyd. Las protestas parecen haber abierto pequeñas grietas en el muro de racismo y silencio que hasta el momento rondaba en las fuerzas del orden en EE.UU.



Publicado en La Comune Online Italia