Ir al contenido principal




Muere el quinto trabajador de plataformas digitales: ¡Sus vidas importan!


El miércoles pasado, Jorge Piriz Umpiérrez fue atropellado por un camión mientras entregaba con su bicicleta un pedido en Caballito. Un triste caso que se suma al de Franco Almaraz y Miguel Machuca, la quinta muerte de empleados de aplicaciones virtuales desde que comenzó la cuarentena. Rappi y Glovo, entre otras, son empresas que el gobierno cataloga como esenciales mientras mantiene un cínico silencio (como en otros casos) sobre las condiciones de extrema precariedad que imponen a los trabajadores, en general jóvenes o inmigrantes. Ellos no tienen ART, cobertura médica o elementos de higiene bajo esta pandemia, los pagos son insignificantes, lo que obliga a tener más de un trabajo, y les exigen tiempos veloces de entrega bajo amenaza de despidos. Es que la burguesía existe para poseer, para acumular, para producir. La vida y la libertad de las personas están supeditadas –o hasta negadas– en función de la afirmación de su dominio. Frente al desentendimiento de las patronales y el gobierno, crece el protagonismo de sectores de trabajadores que se unen solidariamente intentando defender su vida y su dignidad contra esta situación inhumana. Y a través de paros y movilizaciones, donde exigen justicia “para Jorge, Franco o Miguel y todos los trabajadores que se llevó la precarización”, siguen denunciando las pésimas condiciones laborales. Defender sus vidas es importante para la vida de todas/os. Por eso queremos expresarles nuestra más cálida cercanía y solidaridad.

Cristina Gabelloni
22/06/20