Ir al contenido principal




Nuevo caso de violencia policial homicida


Tras el crimen de Luis Espinoza, la policía de Tucumán se cobró otra víctima el miércoles pasado, esta vez en la capital provincial: Walter Ceferino Nadal, de 43 años, fue apresado por unos agentes luego de un presunto intento de robo y asfixiado hasta morir, en una maniobra de ahorcamiento muy similar a la que terminó con la vida de George Floyd en EE.UU. Cuando Nadal afirmaba no poder respirar, fue respondido con burlas por los policías quienes, además de haber intimidado a los testigos del hecho, falsearon la causa de la muerte tratando de hacer pasar lo sucedido como un infarto.
Es algo grave y lo venimos diciendo: en tiempos de cuarentena, el gobierno está dando carta blanca a las fuerzas de seguridad para desplegar toda su agresividad criminal, poniéndose de manifiesto el carácter autoritario y violento del Estado democrático. Hoy es más necesario que nunca cuidar la vida y protegerse, no solamente del virus, sino también –por si fuera poco– de la represión y la violencia policial. Prestemos siempre atención por la calle, estemos listos para reaccionar y activar nuestra solidaridad, acerquémonos a la gente que se encuentra en dificultades y no dudemos en denunciar los hechos de abuso y prepotencia.

I.R.
27/06/20