Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2021








Educarnos, encontrarnos, cuidarnos. ¿De quiénes depende?

Por Mario Larroca.  El gobierno nacional y los provinciales, con el de Larreta a la cabeza, han presionado hasta imponer un retorno a las aulas “como sea”, más allá de la inexistencia de plan alguno de vacunación al personal docente y no docente y de la imposibilidad de cumplir seriamente con los protocolos vigentes. Cuentan para ello con la servidumbre voluntaria de pequeñas corrientes sindicales enfeudadas al PRO, a la UCR y a sectores del peronismo. Por su parte, los compañeros del sindicalismo opositor de Buenos Aires, entre ellos algunos que se identifican como trotskistas, han formulado denuncias justas sobre el peligro que representa un retorno inmediato considerando el calamitoso estado de muchos colegios. Han organizado asambleas, paros y hasta una campaña de recolección de denuncias filmadas por los propios docentes, pero sin ir más allá del reclamo y la exigencia de inversión al Estado. Nueva normalidad pedagógica Los especialistas en Educación, por su parte, han traba

El 24 de marzo movilicémonos en defensa de la vida: independencia, solidaridad y cuidado para enfrentar la pandemia y la miseria a la que nos someten el gobierno y la oposición. ¡Basta de femicidios, racismo y represión!

Se acerca el 24 de marzo en un momento especial. Más que nunca los motivos históricos para movilizarse se conjugan con cuestiones actuales y podríamos resumirlos en una prioridad fundamental: es necesario comprometerse en primera persona en defensa de la vida, sin esperar nada de las instituciones. La democracia, que supuestamente debía curar los males de la dictadura, se demuestra como otra forma de oprimir, engañar, violentar y explotar. Hoy, su ocaso es tan dramático como ridículo: políticos, funcionarios, empresarios y sindicalistas amigos del poder (algunos demo-progresistas) hacen a escondidas la cola del vacunatorio VIP sin sentir ningún pudor de que la vacuna contra el Covid-19 le haya llegado a menos del 1% de la población. Algunos de ellos, como Verbitsky, afirmaron no saber que hacían algo incorrecto. Tal vez es una demostración de que la política hace a quien la ejerce cada vez más impermeable a cualquier dilema ético. ¿Y hace falta aclarar lo hipócrita de la “indignación

Escándalo de las vacunas VIP: corruptela incurable

  Por Ignacio Ríos. Luego de los dichos de Verbitsky, el destape del “vacunatorio VIP” –allí donde van por la vacuna políticos, funcionarios, empresarios, sindicalistas y sus respectivas familias– demuestra que la política cada vez se reduce más a la estafa, la inmoralidad y la falta de valores positivos, la malicia, el tráfico de favores ocultos y también de dinero, etc. Ya se había manifestado con la muerte de Menem, cuando todo el arco político rindió honores a uno de los mayores exponentes locales de la política como trampa. Y es que la política –también la democrática– no podría adquirir otras maneras en tanto forma de gestión del poder opresivo basada en la expropiación del protagonismo de la gente común. A propósito, es claro que el despido de Ginés corresponde a un intento de Alberto Fernández de dar vuelta la página, ¿pero acaso el gobierno en su conjunto y el resto del Ministerio de Salud, con Carla Vizzotti incluida, no sabían nada de este chanchullo? Siguen produciéndose m

Formosa: democracia totalitaria

  En la provincia de Formosa, gobernada hace 25 años por el peronista Gildo Insfrán, bajo el paraguas de la “política sanitaria” contra el COVID-19 se perpetran incontables atropellos a los derechos humanos. Organizaciones sociales denuncian condiciones inhumanas de hacinamiento y maltratos en los centros de aislamiento, persecuciones policiales, encarcelamientos arbitrarios y centenares de personas varadas en las fronteras. El gobierno nacional orquestó una cerrada defensa del “compañero Gildo” y llegó a declarar sin tapujos –como dijo el senador José Mayans– que “en pandemia no hay derechos”. Pero frente a la magnitud de las evidencias, el ejecutivo nacional tuvo que reacomodar su discurso y reconocer “algunas irregularidades” en la política sanitaria de la provincia, aunque sin dejar de reivindicarla por su supuesta efectividad. Resulta insostenible ya el hipócrita discurso peronista como paladín de los derechos humanos, evidenciando el ADN bélico y autoritario de la corriente funda

Golpe de Estado de los militares birmanos: libertad para los rohingya y los pueblos de Myanmar

  Los militares birmanos, luego de haber denunciado “fraudes” en las recientes elecciones, han vuelto a tomar directamente las riendas del poder. En realidad, durante los últimos 50 años, al poder nunca lo habían cedido realmente: habían permitido que se abriera una “transición democrática”, gestionada por Aung San Suu Kyi dentro de los confines trazados por ellos mismos, a fin de que pudieran seguir controlando el país. Aung San Suu Kyi, la líder depuesta y arrestada, ahora llama a sus partidarios a “no doblegarse”. Premio Nobel de la Paz, ícono de la democracia en el país y aclamada por los regímenes democráticos hasta hace poco, ha aceptado el dominio de los militares, llegando incluso a justificar el genocidio y el terror que han desencadenado contra el pueblo rohingya, una de las minorías étnicas de religión musulmana en un país de mayoría baram y budista. En los Estados Unidos, el presidente Biden ha expresado “alarmas” y condenó cautelosamente el golpe. La Casa Blanca entiende