Ir al contenido principal








Gran Bretaña: solidaridad y justicia para Sarah Everard

Por Nieves Domingo. 

Una oleada de indignación recorre las calles de Londres desde el sábado 13 de marzo a la noche, cuando la policía metropolitana reprimió con inusitada violencia a un grupo de mujeres reunidas por una vigilia en memoria de Sarah Everard, de 33 años, secuestrada y asesinada por un oficial de la policía londinense. La desaparición y posterior muerte de Sarah conmovió profundamente a miles de mujeres que, a pesar de las restricciones debido a la pandemia, se congregaron espontáneamente. Con velas y flores se acercaron al parque Clapham Common no obstante el despliegue de las fuerzas policiales, incluso antes de la convocatoria del movimiento Reclaim these streets que sigue denunciando la inseguridad en la ciudad y la violencia contra las mujeres: en 2020, 118 de ellas fueron asesinadas por sus calles. 

Inicialmente la vigilia se desarrolló de forma pacífica. Pese a que no había sido autorizada, la policía parecía permisiva hasta el punto de que estaba presente la duquesa de Cambridge. A la noche, cuando se había quedado solo un pequeño grupo de mujeres, la policía desencadenó una dura represión en la que arrestó brutalmente a cuatro de ellas. Los presentes registraron las imágenes, de gran impacto por su violencia, lo que provocó la ola de indignación. Decenas de miles de personas salieron el domingo a la calle en solidaridad con Sarah y las cuatro detenidas. Miles de personas gritaron “¡policía, vergüenza!” exigiendo la libertad y el fin de la violencia. Llevaban carteles hechos a mano que nos recuerdan otras tantas movilizaciones en diversos países del mundo. Es la emersión femenina que no se detiene ni siquiera ante la pandemia.

 18/03/21