Ir al contenido principal




Seminarios


Seminarios de la Corriente Humanista Socialista “Las Personas y las Ideas”

Los seminarios, ámbitos de conocimiento, reflexión y profundización, son grupos de 15/20 personas que, con la guía de un coordinador o coordinadora, se encuentran durante una jornada cada dos meses para compartir y profundizar ideas inspiradas en el humanismo socialista. Están dirigidos a quienes, conociendo y compartiendo el Manifiesto, intenciones, propuestas y valores de la Corriente Humanista Socialista, están dispuestos y se comprometen a vivir su protagonismo discutiendo sobre los temas de fondo del humanismo socialista, su desarrollo y profundización, experimentando una posibilidad de crecer en común. Participar es un compromiso que puede permitir a cada uno construir tanto relaciones ideales basadas en la reciprocidad como nuevos ámbitos de socialidad positiva y duradera.

Anualidad 2020: Las cosas primeras de la vida

¿Quiénes somos? ¿Quiénes podemos ser? Preguntas que los seres humanos siempre nos hemos planteado. En el contexto en que vivimos, la búsqueda de respuestas se hace urgente aun siendo complicada debido a la manera en que las personas se piensan a sí mismas, piensan a los demás y al mundo. Es posible el rescate si se empieza a pensar en la vida de forma distinta sin delegar sus destinos a los poderes opresivos y sus lógicas negativas, descubriendo ese sentido de humanidad que puede hacernos mejores seres humanos, juntos, combatiendo a los que siembran y difunden odio y destrucción.
Las cosas primeras de la vida, es decir, lo que sentimos como prioritario para cada ser humano, es el tema a reflexionar en la novena anualidad de los Seminarios Las Personas y las Ideas. Intentaremos conocer aquello que nos permite reconocernos como humanos con el fin de aprender a orientarlo y así serlo mejor, profundizando y pensando juntos en cómo pensar en la vida en todos sus más esenciales aspectos.
Partiendo de la naturaleza primera, de la que somos una parte especial, es importante comprender e indagar cómo pensamos en el planeta en el que vivimos aprendiendo a respetarla, guiados por el naturalismo que caracteriza nuestro humanismo. Nuestra humanidad está viviendo una crisis de identidad sin precedentes: puede representar un escándalo positivo el empezar a reconocerse como especie en su unitariedad originaria y en su permanente diferenciación, ante todo como mujeres y hombres. Reconociendo nuestras características más esenciales y descubriendo el desarrollo del trayecto humano, nuestra mirada puede vislumbrar las razones más profundas y benéficas para sentirnos unidos aun siendo diversos como personas, en las relaciones y colectivamente. Somos nosotros, los seres humanos, es nuestra historia, la que pasó y la que está por venir, la que querríamos idear y proyectar como protagonistas imaginando un futuro mejor para nosotros y para el planeta que nos hospeda.
Las cosas primeras de la vida: esas que sentimos que es algo prioritario y benéfico ocuparnos en primer lugar, para tratar de tener un mejor pensamiento de la vida con los otros y por los otros, del mundo en que vivimos, de la humanidad y de nuestro futuro, el que sentimos en nuestras manos y sobre el que resulta benéfico aprender a reflexionar, redescubriendo en nosotros, en cada ser humano, la fuerza para hacer posible el mejoramiento.

Los cuatro encuentros de la anualidad:

1. El planeta en el que vivimos
El pensamiento sobre la naturaleza que nos contiene y dentro de la que emergemos está directamente ligado al pensamiento que tenemos de nuestra propia naturaleza humana y de las personas. Está vinculado con el respeto, todavía por aprender, hacia nosotros mismos, hacia los demás y hacia lo que nos rodea.

2. La especie desde un punto de vista evolutivo
Reflexionaremos sobre quiénes somos como especie investigando los orígenes y el proceso evolutivo que nos cualifica como especie única y diferenciada.

3. El crecimiento de la especie
Hacia el descubrimiento de predisposiciones y características esenciales, fruto de la emersión de la especie humana. Seguimos las huellas del desarrollo de estas esencias y su variada manifestación en las existencias para comprenderlas mejor en su unitariedad y diferenciación.

4. Quiénes podemos ser…
En una perspectiva de autoemancipación y libertad, la búsqueda de un futuro mejor para la humanidad se revela como una posibilidad concreta a perseguir eligiendo aprender a reflexionar. Comenzamos de lo que humanamente está primero, de lo que es más simple y natural que, quizás por esta misma razón, se lo da demasiado por descontado.