Ir al contenido principal




Paso 2019: Un justo rechazo al gobierno con mucho de resignación


Pasaron las PASO, unas primarias insufribles que son un derroche
obsceno de tiempo y de dinero y que no tienen ninguna función. O tal vez sí:
demostrar que las encuestas previas no sólo son inútiles sino también
mentirosas. Y también para llevar al dólar por las nubes debido a los
movimientos de los especuladores financieros.





Los resultados representan un contundente triunfo de la fórmula de
Alberto y Cristina Fernández, quienes sacaron 15 puntos de ventaja a nivel
nacional, con una importante diferencia en la estratégica provincia de Buenos
Aires. Salieron victoriosos en todo el país, con la excepción de Córdoba y
CABA. ¿Qué indican estos resultados, que siempre son un reflejo distorsionado
de la realidad y más tratándose de unas estériles primarias?





Millones de personas castigaron al gobierno en las urnas, convencidas de que no se puede vivir más así. El de Macri es un gobierno ajustador, represor, racista, entregador y mentiroso, que condenó a la pobreza a muchos y que jamás solucionó los problemas reales de la gente, como se cansaron de prometer en campaña. Al mismo tiempo, este rechazo al gobierno se produce en medio de un clima de desmovilización, de caos de las consciencias, de disgregación social y de resignación al mal menor. Este hartazgo no produjo dispersión del voto o gran cantidad de votos nulos ni un fortalecimiento de las opciones más a la izquierda (de hecho el FIT-Unidad hizo una pobre elección) ni, mucho menos, un alejamiento de la clase política en su conjunto, sino que dicho malestar fue claramente canalizado por el peronismo. Es decir, la gente nuevamente optó por el mal menor y por las supuestas seguridades que ofrece esta fuerza política. Cristina Fernández y también Alberto son representantes de la banda que se ha robado millones, condimentando su accionar corrupto con planes sociales y créditos baratos. Muchas personas aceptan esta realidad, por sometimiento o porque, resignadamente, no ven otra alternativa. Cada vez más el voto está ligado, no tanto a una convicción de fondo de la gente, sino al estado de ánimo del momento. Justamente una alternativa y un camino diferente no va a provenir de los mecanismos e instituciones de la sociedad disgregada y violenta en la que vivimos, masificada y constituida por personas ajenas entre sí. La política democrática –forma elegida por los poderosos para dominar a las sociedades coaccionadas por los Estados– ofrece, en el mejor de los casos, alternar entre el populismo y el neoliberalismo. ¿Nos debemos resignar indefinidamente a esto? No se puede vivir más así, lo sabemos… Por nuestra parte, no hemos apoyado a ninguno de los candidatos porque rechazamos desde siempre el circo electoral. Nos comprometemos cotidianamente junto a las mujeres, los jóvenes y los inmigrantes, para que la solidaridad, la hermandad femenina y el combate contra las injusticias puedan tomar forma en ámbitos y colectivos independientes de protagonismo directo y no de delegación o sometimiento a los chantajes de la política.





COMUNA SOCIALISTA





comunasocialista.arg@gmail.com / Tel. (011)
3535-9273 / Fraga 771 (CABA)





Facebook/comunasocialista.arg –
comunasocialistaarg.wordpress.com