Ir al contenido principal




Noticias de dignidad


Cada vez más seguido escuchamos noticias sobre los grandes virus inoculados (tan o más peligrosos que el Covid-19) por la burguesía desde antes del comienzo de la pandemia: el aumento de la precarización laboral, la reducción salarial, los despidos, las personas que tienen que ir a trabajar junto con compañeros con síntomas de Covid y la superexplotación a distancia (el teletrabajo, cuya legislación apunta a consolidar una nueva forma de alienación más allá de la cuarentena). Frente a esta situación, la gran mayoría de los sindicatos –haciendo honor a su tradición, consagrada en los años peronistas– hacen la vista gorda, llaman a la conciliación con el Estado y la patronal y solo aparecen cuando los trabajadores se movilizan para apagar el incendio con promesas y, en el mejor de los casos, con gestiones para conseguir alguna que otra concesión estatal.
Sin embargo, estas noticias no solo nos muestran el drama, sino que, en primer lugar, dan cuenta de una búsqueda de dignidad de tantas personas… de los obreros de Laminados Industriales de Villa Constitución, los “ciclistas” (80% inmigrantes) de los servicios de delivery que realizaron un paro el 1 de julio y la/os médicas/os y enfermeras/os que alzan su voz para exigir mejores condiciones de vida y trabajo. Si la situación no está peor no es por la bondad y humanitarismo de Alberto Fernández y Larreta  –cada vez más “amigos”–  sino justamente por el coraje de tantas y tantos que no se resignan y luchan por una vida mejor y más digna.

Camilo Sans