¡Fuera las manos del Estado de las organizaciones sociales!

Los recientes discursos antipopulares y cargados de odio de Cristina Fernández, las denuncias del fiscal Marijuán contra el Polo Obrero y ahora la catarata de allanamientos a locales de organizaciones sociales y de los domicilios de sus referentes en Jujuy. Evidentemente no son hechos aislados, sino que estamos presenciando un ataque perpetrado por el Estado, los gobiernos y el Poder Judicial contra las organizaciones populares, ahora bajo la acusación de “asociación ilícita”. No tiene límites la hipocresía de estos corruptos que someten a millones de personas a la pobreza.

Los reaccionarios de siempre, como Gerardo Morales u otros aún peores, se ven envalentonados por las acusaciones de CFK. Estas develan la verdadera naturaleza del peronismo, enemigo jurado de las y los trabajadores y los sectores populares que no se someten. Está en curso un giro cada vez más a la derecha, cada vez más autoritario y represivo, del régimen democrático. Una manifestación local del contexto bélico y violento que atenaza al mundo de hoy.

Quienes estamos posicionados del lado de las mayorías contra las minorías explotadoras y opresoras necesitamos defender nuestra total libertad de expresarnos, organizarnos e intercambiar opiniones, incluso discutir acerca de nuestras diferencias, terrenos en los que el Estado no puede meter sus manos. En estos momentos es necesaria la unión de las organizaciones sociales y políticas, culturales, del voluntariado, las mujeres y la juventud movilizada, las y los trabajadores contrarios a las burocracias sindicales, las y los defensores del medioambiente, las y los inmigrantes, las personas solidarias y bien posicionadas. Todas y todos unidos tenemos que enfrentar estos ataques que de ninguna manera hay que normalizar o dejar pasar.

Sobre todo, queremos dirigir este llamamiento al FIT-U y a las fuerzas que lo componen. Están en condiciones de encabezar esta iniciativa, buscando que esto sea la prioridad principal. La movilización del 9 de julio contra el FMI debe convertirse en el primer paso para comenzar esta campaña. Defendámonos contra los pulpos de las finanzas internacionales y también contra los pulpos locales de las balas y los allanamientos. Justamente, para mejorar las precarias condiciones materiales en las que vivimos, necesitamos de total libertad para actuar y movilizarnos contra este gobierno hipócrita que pacta con el FMI y reprime a la gente humilde, lo mismo que hace Juntos por el Cambio.

Para nosotras/os esta postura es de carácter moral y ético, y no política-electoral. Estamos ante la oportunidad de afirmarnos en unidad ante estos hechos preocupantes para así sacudir las conciencias de la mayoría de la gente para que tome posición. Y esto es algo urgente antes de que la escalada represiva aumente.


www.comunasocialista.ar / [email protected]

Tel. 011-5243-7176