El sionismo local que falsifica e injuria


✒ I.R.


Los ataques de Hamas al sur de Israel desataron una fuerte cam­paña mediática e informativa de parte de las principales organizacio­nes representativas de la colectividad judía local, como la AMIA, la DAIA y la Organización Sionista Argentina (OSA). Desde la concentración en Buenos Aires del 9 de octubre –donde se rindieron loas al Estado de Israel–, la justa condena al terrorismo de Hamas y la conmoción por las víctimas civiles (algunas con familiares en Argentina) fueron utilizadas para imponer en los medios de comunicación la versión sio­nista de las razones del conflicto. Esto incluyó ataques directos contra los que no opinaban de la misma forma. Uno de los tantos ejemplos fue la catarata de insultos que recibió Myriam Bregman luego de uno de los debates presiden­ciales solo por señalar la responsabilidad histórica del Estado de Israel, discurso que fue condenado hasta por la ofici­na latinoamericana del Centro Simón Wiesenthal. Incluso puede señalarse el operativo montado por la Policía de la Ciudad en el local de Asambleas del Pueblo del barrio de San Telmo en ocasión de una reunión para organizar iniciativas en denuncia de las acciones bélicas israelíes sobre Gaza.
Los representantes locales del sio­nismo difunden sus mentiras y, ante esta nueva tragedia, realizan la misma maniobra de siempre: hacer pasar las posturas antisionistas y críticas del Estado de Israel como posiciones antisemitas. Algo falso y completa­mente inaceptable que obstaculiza los intentos de algunos sectores ju­díos, como el ICUF de la provincia de Santa Fe, de promover una lógica de encuentro y convivencia entre los pueblos árabes y judíos de Palestina e Israel.

Publicado en Comuna Socialista 87