Estado de Israel: limpieza étnica y colonialismo bélico

I.R.


Luego del Holocausto del pueblo judío a manos de los nazis, las Naciones Unidas finalmente consintieron la creación del Estado de Israel a partir de un “plan de partición” de Palestina. Los ideólogos del sionismo (proyecto político partidario de erigir un Estado judío) finalmente habían conseguido su objetivo al serles asignados estos territorios que, según los relatos bíblicos, se conectaban con el surgimiento histórico del pueblo hebreo. Sin embargo, Palestina lejos estaba de ser “una tierra sin pueblo” a la que se le encontró “un pueblo sin tierra”, como cínicamente repetían los sionistas. El 14 de mayo de 1948 fue creado el Estado de Israel y estalló una guerra con los países árabes vecinos durante la que las tropas israelíes comenzaron una verdadera limpieza étnica dirigida contra los árabes palestinos autóctonos (la Nakba).
A lo largo de estas décadas de ocupación, colonización y opresión, el Estado de Israel siempre debió entablar guerras para desarrollarse y sostenerse. La Guerra del Canal de Suez en 1956 contra Egipto, la Guerra de los Seis Días en 1967 en la que Israel logra controlar la totalidad de la Palestina histórica, la llamada Guerra del Yom Kipur en 1973 contra los países árabes que buscaban recuperar territorio, las invasiones al Líbano en 1978 y 1982, la represión contra la Intifada palestina de 1987 o las innumerables operaciones bélicas contra la Franja de Gaza de los últimos años. 
Este belicismo extremo, tan difundido entre la población, es proporcional al trato dispensado contra el pueblo palestino, al que tiene arrinconado en Cisjordania y en esa cárcel a cielo abierto que es la Franja de Gaza, sometido a punta de pistola en cada checkpoint y cercado por colonos de extrema derecha armados y protegidos por el ejército.
El Estado de Israel es un monstruo bélico creado para hacer la guerra. Una demostración del corazón negro de todas las formaciones estatales. Por eso son tan valiosas las voces pacifistas y en defensa de las y los palestinos que surgen de mujeres y hombres sensibles al interior de sus fronteras.

Publicado en Comuna Socialista 87