El 23-A desde Córdoba

 


Mariana Ruiz

En la ciudad de Córdoba, se hizo sentir el apoyo masivo a la marcha nacional por la educación del 23 de abril. Participamos unos 80 mil jóvenes y adultos de distintos sectores. Fue una movilización muy animada llena de carteles y de libros (símbolo de la educación) y con la presencia de muchos estudiantes secundarios y universitarios. Esta representa otra reacción contundente contra el gobierno de Milei que es para destacar particularmente en esta provincia, bastión del oficialismo en las elecciones pasadas. Esperamos que este pueda ser el inicio de una mayor organización y autoorganización de los jóvenes –y no solo– en favor de la gratuidad y de la autonomía de los centros educativos, así como en defensa de libertades elementales que están siendo atacadas por este gobierno reaccionario. La importancia que, entre las vanguardias políticas de izquierda, se les da a las exigencias a las instituciones y a la burocracia sindical es un obstáculo para experimentar el bien de conocernos y unirnos de manera estable entre personas solidarias que aspiramos a una mejora concreta de nuestras vidas con los demás. En la provincia del Cordobazo, lugar donde se vivió de manera especial la rebeldía juvenil y la unidad con los trabajadores y los más humildes, auspiciamos y nos comprometemos para comenzar un proceso de unión desde abajo en nuestros lugares de vida, de trabajo y de estudio.