Contra la Ley Bases y el ataque a las organizaciones populares y de izquierda: Frente Único para defendernos de la avanzada reaccionaria y liberticida

Este miércoles se tratará la Ley Bases en el Senado, ese nocivo conjunto de disposiciones cuyo objetivo es acercar más al país a los sueños de la derecha reaccionaria y liberticida en el poder. 

El dictado de la emergencia económica profundizará el brutal ajuste que ataca especialmente a la dignidad y a la vida de los más humildes, mientras los liberfachos dejan pudrir los alimentos en los galpones. La reforma laboral otorga más facilidades a las patronales para contratar de forma irregular y luego despedir a su antojo, al tiempo que se obstaculizan las actividades sindicales y las medidas de lucha. El famoso RIGI solo fomentará aún más el saqueo y la destrucción del medioambiente para que las multinacionales se llenen los bolsillos y la vida de las comunidades se ponga en riesgo. 

Junto con el DNU y el protocolo anti-piquetes, todo esto no se trata solo de reformas neoliberales ni de meramente un ajuste económico: es un intento descarado para sumir a la mayoría de la población en la indignidad, para que agache la cabeza y trabaje sin chistar o se arregle como pueda en el caso de que no sea “productiva”, mote que le cae a los jubilados o a las personas con discapacidad, entre otros. 

No casualmente, hace semanas que el gobierno viene persiguiendo judicialmente a las organizaciones sociales y populares, las cuales, basándose en el compromiso solidario y en las redes de ayuda mutua, contribuyen a que las condiciones de existencia sean un poco mejores. Este avance experimentó un salto de calidad con el allanamiento al local del PO a principios de mes. ¿Nos imaginamos lo que sería dotar de plenos poderes a un gobierno que ya demostró que no tiene problemas en penetrar con la policía en los locales de la izquierda?

Más allá de que es importante que el miércoles se demuestre un fuerte rechazo desde abajo a esta ley, no podemos esperar demasiado de lo que suceda en la cueva de corruptos que es el Congreso. Tampoco limitarnos a reclamar el paro general con movilización y plan de lucha de las grandes centrales sindicales que no dejan de especular y negociar con el gobierno (mientras que miles se quedan sin trabajo), además de que Milei aún conserva un significativo apoyo en sectores de esta sociedad disgregada. Sobre todo es necesario que las organizaciones de izquierda, que estamos en mejores condiciones de comprender la peligrosa fase actual, nos unamos en un Frente Único para defendernos de la derecha reaccionaria y liberticida, de la represión y de la violencia difundida socialmente. Un Frente Único de organizaciones que alienten una reacción y una clarificación y que batallen por el bien común y la libertad compartida, en defensa de la vida y de la libertad  de expresión y manifestación y en total respeto de las diferencias.

Abajo la Ley Bases, el DNU y el protocolo antipiquetes

En defensa de la dignidad de las mujeres y de la juventud, de las/os trabajadoras/os, las/os jubiladas/os y las/os desocupadas/os

Que el Estado saque sus manos de las organizaciones populares y de izquierda 

En defensa de la libertad de expresión y manifestación

Por un Frente Único para defendernos de la derecha, en defensa de la vida, del bien común y de la libertad compartida

Vení a encontrarte con nosotros a las 16 hs en Rivadavia y Paraná


11/06/2024